Anécdotas de la infancia ~ Cuando los niños pierden los dientes

Con cinco hijos, cuatro que ya perdieron los dientes hemos pasado por todo tipo de situaciones, cuando los niños pierden los dientes.

En mi país festejamos el ratón Perez, el viene a la noche y se lleva los dientes, dejando una pequeña suma de dinero debajo de la almohada, todo esto sucede de noche. Cuando vinimos a los Estados Unidos conocimos la la “Tooth Fairy” que es un hada que se ocupa del mismo trabajo y con el mismo pago.

Lala contenta, lista para esperar el hada de los dientes.

Lala contenta, lista para esperar el hada de los dientes.

Al final de cuentas, todos los adultos sabemos que es nuestro trabajo el recolectar la pequeña pieza dental, que indica un poco el correr de la niñez, las alegrías y los recuerdos de la más tierna infancia.

En nuestra familia, nuestros niños empiezan a cambiar los dientes muy tarde como a los 7 u 8 años, lo que hace un poco más inconveniente la transacción. Particularmente yo a la noche tengo un sueño pesado y me cuesta levantarme  para ir a colectar los dientes, mi esposo se va al trabajo muy temprano y me puede ayudar en esta tarea, el problema es que a veces a las 5 de la mañana los niños ya están despiertos. No importa, porque esta mamá tiene una misión y trata de cumplirla al pie de la letra aunque a veces tengamos algunos inconvenientes.

A continuación algunas de mis anécdotas.

Vale devolveme mi brazo.

Una noche cuando fui a buscar el diente de mi hija Valentina, ella justo de despertó cuando yo tenía el brazo debajo su almohada. — “Mamá que estás haciendo?” Yo muy avergonzada le dije -“Nada mi amor te vine a dar un besito”. Después me pasó algo peor, cuando pude sacar mi brazo, el diente se me cae al piso, sobre la alfombra!! Otra vez mi hija se despierta y me pregunta,”mamá que haces en el piso?” ya no tenía más respuestas absurdas para mi hija y me fui a dormir derrotada, en mis intentos. Mañana será otro día…

Lala Toda la noche despierta.

Lala estaba tan emocionada cuando perdió su primer diente me dijo; “Mama voy a estar toda la noche despierta porque quiero conocer a la Hada de los dientes, quiero ver que vestido tiene. Oh no! yo pensé, sobre que me cuesta despertarme a la noche ahora convencer a mi hija que duerma…. A la mañana siguiente mi hija  encontró una nota de la Hada de los dientes, yo también me sorprendí ya que mi esposo era el autor de la carta…

Los dientes que se pierden y después aparecen

En el caso de Lucas es más fácil, el duerme profundamente, y hacer el cambio diente -dinero no es tan complicado, bueno pero todo se puede complicar. Muchas veces el diente, se cae al piso, en  en este caso con el piso oscuro no es un problema encontrarlo, claro, pero otras veces me olvido del diente  y este  salta cuando sacudo las sábanas!! Lo pero es que pienso bueno nadie lo va a encontrar, “ojos que no ven corazón que no siente”. Para mi suerte, Lucas encuentra el diente y me dice “al thooth fairy se le perdió mi diente!”

Tal vez no es una misión complicada, pero la verdad el trabajo como padres no termina nunca ni a la noche cuando los niños duermen. Este tipo de anécdotas nos llenan el corazón de ternura, ocurrencias de los niños, aventuras de los padres, son las cosas lindas de la vida.

Tienes alguna experiencia con los dientes de tus niños?

 

 

22 comments

  1. monica young says:

    que linda historia, me encanta que celebren asi porque esto sera una tradicion para los hijos de tus hijos tambien

  2. Adriana-HogarMujer says:

    Jejeje que gracioso Laura, a mi esposo le pasó que no encontró el diente y dejó la plata, a la mañana viene Santy con las dos: “mamá el hada se olvido mi diente pero me dejó la plata igual”

  3. Z Cruz Aracely says:

    Que experiencias tan graciosas. Me identifico con eso de perder el diente cuando sacudimos las sabanas y por ultimo mi hija lo encuentra. En mi país cuando yo era pequeña y se me caía un diente también me decían que vendría el ratón pero tenia que tirar el diente en el techo de la casa y ahí se quedaba y me decían que el ratón se lo llevaba jejeje!

  4. Paula Bendfeldt-Diaz (@paulabendfeldt) says:

    Que aventuras has pasado con tus hijos! Al hada de los dientes y al ratoncito (pues los dos llegan a nuestra casa) se les olvido pasar un día y tuvimos que inventar una gran historia. Hace poco mi hijo de 6 años se me quedo viendo a los ojos y me pregunto: realmente existe el hada de los dientes? O es de mentiras? Yo no puedo mentir así que he hice la loca. jaja

  5. Carlos says:

    Muy lindas anécdotas. Yo me recuerdo que a ustedes, mis hijos, les hacíamos lo mismo. Y era tan bonito cuando se levantban y veían su dinerito y les daban las gracias al Ratón Pérez!! Linda época especialmente porque se juega y se disfruta la inocencia y la creencia de los niños en ese aspecto , lo mismo con los Reyes Magos. Besitos

Qué te parece este artículo? Dime lo que piensas

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.