Cómo Adoptar Un Estilo de Vida Más Sustentable #ZeroWaste

Como les conté en el post de Año nuevo una de las resoluciones que me propuse para este año esun estilo de vida más sustentable, ecológico o  mejor aún más liviano, en armonía con nuestro Planeta. Desde siempre que la ecología y el cuidado del medio ambiente ha sido una de mis preocupaciones. Por años he reciclado a todo lo posible en casa e incluso re-uso las cosas lo más posible para evitar tirarlas a la basura para que sean relleno de tierra en algún basural. Que en definitiva eso no sería lo más triste, lo más triste es que la basura termina en el mar, perjudicando a la base de nuestro ecosistema y envenenado el agua de nuestro Planeta.

Si bien es verdad que en esta vida sólo tenemos este cuerpo, también es cierto que tenemos sólo un planeta para vivir. Si eliges los alimentos que te llevas a la boca, y procuras tener una vida medianamente sana, qué menos podemos pretender para nuestro hogar. La tierra es el único lugar en que vamos a vivir, y el mismo le dejaremos a nuestra descendencia. Es como dejar una casa para que otra familia viva en ella, un día ni tú ni yo vamos a estar pero estarán con suerte nuestros descendientes. Qué les diremos? Tal vez algo así: “A disculpen, pero les dejo el agua contaminada, los parques sin árboles el mar contaminado y bueno también los animales extinguidos porque claro, no hay bosques donde vivir. Sorry mis amores, no pude hacer nada mejor que vivir mi vida sin cuidado y ahora ustedes tienen que vivir en estas condiciones. Chau suerte!

Definitivamente no quiero les decir eso a mis hijos, futuros nietos. Tenemos que cuidar nuestro hogar lo más que podamos, con educación y con un cambio de actitud. Es necesario ser consciente que la basura no desaparece porque el camión de la basura se la lleva ni tampoco que el reciclado es una opción.

Lo mejor es no producir basura. A este punto lo he aprendido recientemente, cuando escuché el concepto Zero waste ,que en inglés significa “cero desecho”. Vi un video dónde una chica decía que en 4 años sólo había producido un frasco de basura. Pensé que es imposible llegar a este punto, pero sus palabras pegaron fuerte en mi conciencia. Nosotras las madres somos en general  las que decidimos lo que entra en casa, las que hacemos las compras e incluso las que decidimos lo que se come en casa. Entonces tenemos la responsabilidad de cambiar nuestra conducta para dejar de dañar el medio ambiente. Te preguntarás lo mismo que yo me planteé: Cómo no hacer basura?

Lo primero que debes hacer es estudiar tu basura: Qué ves en tu tacho de basura? De dónde vienen estos desechos? Sobras de comida, bolsas de plástico, envases de productos, etiquetas, papel toalla? Es importante saber lo que desechas para determinar cuales son tus costumbre más perjudiciales para el medio ambiente. No necesariamente tienes que cambiar radicalmente pero puedes determinar si algún producto de los que terminan tu basura puedes prescindir. Te sorprenderás de encontrar que no necesitas a la mayoría de las cosas que compras. O de la manera que las compras. Hay alternativas de todo tipo que se pueden adaptar a la vida de cada uno de nosotros. Sólo requiere de un consumo a conciencia. Al principio te planteas si compra esto o lo otro, pero luego te darás cuenta de lo que realmente necesitas o quieres.

Estos son algunos de lo hábitos que puedes adoptar si quieres adoptar una vida más sustentable.

Dile no al plástico. Ya sabemos que el plástico es perjudicial para nuestro planeta peor aún está relacionado con varios tipos de cáncer en el cuerpo humano. Entonces para qué seguir usándolo!  Lo primero que verás en la basura es plástico, bolsas etiquetas, bandejas de espuma esas en las que viene la carne. Lo mejor es eliminar el uso del plástico y esto significa no recibir las bolsas del supermercado. Lleva tu bolsa de tela para hacer las compras, son más resistentes e incluso más grandes. Ponlas en tu auto o cerca de la puerta para no olvidártelas.

Una de las costumbres que adoptamos en casa y ya todo lo hacemos automáticamente es separar los desechos que se pueden hacer abono, incluso hace algunos años hicimos un video. No necesitas vivir en casa para hacerlo, hoy por hoy lo puedes hacer incluso viviendo en un departamento. Tomando esta medida reducirás el tamaño de tu basura notablemente.

Trata de consumir alimentos que no vengan envasados. Ya sé que me vas a decir… “Pero si yo reciclo el plástico, el cartón y las latas”. Yo también pensaba esto, y aún hoy por hoy reciclo. El punto es que haciendo el mejor esfuerzo para  reciclar no es la solución. Sabías que los plásticos que se reciclan se trasforman en productos que luego no son reciclables. En otras palabras no es una buena opción. Lo mejor es cortar nuestra relación con el plástico definitivamente. No es un punto fácil, debo admitir, pero no es imposible y créeme que te puede simplificar la vida. Una de las soluciones simples es consumir los productos que viene sueltos, por ejemplo compra la lechuga sola en ves de la envasada y lista para comer. Tú la puedes lavar y cortar no? Puedes llevar una bolsa de tela para poner tus vegetales y no usar la bolsa plástica. No es nada del otro mundo, míralo de esta manera, el super es una tienda dónde intercambias tu dinero por las cosas que necesitas, nadie te va a decir nada si compras las cosas a tú manera, después de todo tu eres su cliente. Con la misma intención puedes llevar una bandeja para comprar la carne y decirle al carnicero que coloque la mercadería allí, te parece raro pero es hermoso llegar a casa libres de futuros contaminantes.

Cuidado personal

Cambia tu cepillo de dientes por uno hacho de bambú. Los puedes conseguir online si no quieres gastar mucho.

Para tu periodo usa las toallas de tela. Pregúntale a tu abuela cómo lo hacía ella en sus tiempos, ellos no contaminaban como lo hacemos nosotros! También procura usar pañales de tela si bebés en casa. Ahorrarás dinero al mismo tiempo que cuidas a nuestra casaTambién busca alternativas al desodorante comercial que viene en envase de plástico, presta atención a la composición, generalmente son tóxicos.

Otros productos e tu casa.

Si prestas atención a tu manera de consumir verás cuántas cosas tienes que  no necesitas. Por ejemplo, seguro tienes un producto de limpieza para cada cosa. Esto no debe ser así. Cambia estos productos por limpiadores naturales que incluso tú misma puedes hacer.  Productos como el vinagre, el bicarbonato de soda o el limón son limpiadores de mucha intensidad que tejarán tu casa brillante por una fracción del costo de los productos comerciales. Los productos que el marketing nos hace creer que necesitamos!!

Tener menos cosas hace más fácil nuestras vidas. Ya que necesitamos menos tiempo limpiar, e incluso plata para cuidarlas. Te pregunto: usas toda la ropa que tienes? Necesitas todos esos zapatos? Ya sabes la respuesta. Pero te respeto si te gusta darte tus gustitos, pero no lo hagas a costa de contaminar el planeta. Compra ropa usada cuando la necesites, hoy en día tenemos aplicaciones como Posh o Letgo dónde podemos adquirir ropa de segunda mano. Intercambia ropa con amigas! Una de mis amigas organiza juntadas en su casa para intercambios de ropa, se divierten y todas se llevan algo nuevo. Si compras algo nuevo elige calidad por cantidad, cosas que te hagan feliz no compres por comprar o porque es barato.

Lleva tu botella reusable  contigo. Por demás está decir que no compres botellitas de agua, lleva la tuya propia y decórala como más te guste. Este proceso no se trata de que dejes de ser tú misma, sino que seas la mejor versión de ti, una persona que tiene conciencia de sus actos y desiciones. también puedes llevar tu propio set de cubiertos para evitar los descartables, un pañuelo, servilleta y hasta un vaso para el café. Mi esposo hace esto, no le gustan los vasos de café plásticos o de papel.

Repasemos algunos cambios que puedes implementar a corto plazo.

  • No aceptes regalos o cosas gratis que  no necesitas.
  • Lleva contigo las bolsas de tela para hacer las compras.
  • Cambia tu cepillo de dientes por uno hecho de bambú.
  • No compres descartables como cubiertos, platos o servilletas.
  • Usa toallas de tela para tu periodo.
  • Usa las sobras de comida para hacer “compost” o abono natural.
  • Usa una botella reusable, así como también vaso para café y pajita de metal.

 

2 comments

Qué te parece este artículo? Dime lo que piensas