Cómo Criar A Un Niño Con Autismo

Cómo criar a un niño con autismo es la pregunta que últimamente recibo, ya sea de otras madres o personas con esta curiosidad. Es una pregunta muy amplia y no tiene una sola respuesta, pero voy a tratar de cubrir algunos puntos importantes.

Hace unas semanas atrás, mi hija Valentina me dijo que alguien en una red social que ella usa le había hecho esta pregunta. Mi hija tiene 19 años y en una conversación con otras mujeres mencionó que tenía autismo. Una de ellas es mamá de un niño con autismo entonces le preguntó qué debía hacer con su hijo. Vale me dijo “mamá contesta esta pregunta” y yo le dije “tú, lo puedes hacer”. “Acaso no recuerdas cuáles fueron las cosas que hicimos que funcionaron?”; le pregunté. Entonces ambas nos acordamos de algunas estrategias, que en su momento fueron muy útiles.

Primero que nada los niños con autismo tienen la mismas necesidades que un niño típico. Con esto me refiero a la necesidad de amor incondicional, comprensión y protección que todos los niños tienen. El problema es que la mayoría de los niños con autismo sino todos tienen problemas de comunicación, ya sean verbales o no. Esto los limita  a la hora de comunicar sus necesidades, por ejemplo, calor sueño hambre o cualquier molestia. Las madres de niños especiales en la mayoría de los casos nos volvemos expertas en interpretar estas necesidades y nuestra preocupación es si hacemos lo suficiente. Esta tarea es un trabajo 24/7, interminable y agotador.

 

Por dónde empezar?

Luego que tenemos un diagnóstico tenemos que buscar los servicios que nuestro niño o niña necesita. Generalmente esto se traduce a terapia del habla, terapia ocupacional o incluso física. Si el niño ya está en la escuela entonces tratar de combinar las clases según las necesidades del niño. Si el niño es menor de 3 años entonces lo primero que debemos hacer es adquirir los servicios de intervención temprana. Esto es fundamental para la rehabilitación del niño.

Volviendo a la famosa pregunta; la respuesta varía de caso en caso, de familia en familia. Desde que mi hija tiene autismo he visto cantidad de otros casos incluso el de mi hijo Lucas que fue diagnosticado 2 años después que Valentina. Ambos diagnósticos similares pero con necesidades totalmente diferentes. A lo que voy es que no hay dos niños con autismo iguales, ni siquiera en caso de gemelos o mellizos que muchos hay. En otras palabras no hay una sola respuesta. Lo que yo hago es preguntar “Cuál es su mayor dificultad o problema en este momento?”. “Cuál es la mayor dificultad que la familia enfrenta ahora mismo?”. Muchas veces la prioridad no es atacar al autismo en sí pero otras consecuencias como por ejemplo los padres no pueden dormir porque el niño no duerme o la seguridad del niño si es que este tiene un comportamiento destructivo como golpearse la cabeza, caminar sin rumbo etc.

Comunicación

Por lo general en la mayoría de los casos lo primero que se interviene en la rehabilitación del autismo es la comunicación y la razón es que cuando se facilita la comunicación hay menos frustración menos berrinches y más posibilidad de aprendizaje. Luego de una evaluación comprensiva la terapista del habla determinará el nivel y las necesidades del niño. Desde tratar de ampliar el vocabulario o establecer el contacto ojo a ojo en el niño.Mientras tanto, qué podemos hacer en casa? Te recomiendo hagas unas tarjetas con dibujos de las cosas que el niño pueda pedir. Ilustra o imprime fotos de agua, galleta, comida, juguete, cama, etc. El niño aprenderá a señalar las tarjetas cuando necesite cada cosa incluso puedes buscar aplicaciones que en teléfonos inteligentes o tabletas. Donde puedas también aprender lenguaje de señas o practicar diferentes palabras con tu niño. Este tipo de estrategia bajará el nivel de frustración en el niño y en la familia en general. Reestableciendo la armonía en casa, que no es poco.

Sueño

Muchas familias tienen el problema que el niño no duerme. Oh si yo sé de esto! A mi me pasaba lo mismo. Incluso hoy por hoy Valentina me dice, ” es vergonzoso que mis hermanas duermen y yo todavía estoy despierta”. Es que ella no necesita dormir como las demás personas. Cuando era chica dormía un par de horas y nada más en todo el día!! Con su padres nos turnábamos para dormir y teníamos otro bebé chiquito, Lucas. La casa era un caos, no me da vergüenza admitir. La ayuda del resto de la familia fue fundamental. Ahí te fue un tip, deja que la familia te ayude. No eres una super héroe, ya haces suficiente. Una de las cosas que nos ayudó con esta situación fue establecer horarios, y la escuela ayudó mucho. Manteniendo a Valentina ocupada con diferentes actividades durante todo el día la cansaba y podía descansar a la noche. No descartes medicina para l sueño, habla de este tema con tu pediatra. No puedes ser productiva si estás cansada todo el tiempo, lo más seguro es que estés constantemente de mal humor o te enfermes por no descansar lo suficiente. Eventualmente Valentina logró dormir más horas y yo aprendí que mi descanso era tan importante como el mismo cuidado de mis hijos. También puedes investigar acerca de remedios holísticos o naturales para ayudar a calmar a tus niños. Cosas simples como el té de tilo o  manzanilla pueden ser de gran ayuda, tanto para tí como para ellos. Consulta con un especialista. Otro aspecto de el sueño puedes ser algo sensorial, tal vez hay algo en el cuarto que a tu niño le moleste y no lo pueda comunicar, alguna luz, el pijama algún ruido o alta el color de las paredes. Cuando nuestros niños eran pequeños cambiamos toda la decoración de la casa para bajar los estímulos visuales. Recuerda que  personas con autismo reciben la información en una forma totalmente diferente a la nuestra y esto puede ser sumamente perturbador.

Seguridad

Este punto tal vez es el menos común pero no menos importante. Muchos niños con autismo aunque pequeños son muy hábiles para abrir puertas y seguros para salir de casa sin ningún aviso. En inglés se le llama “wondering” a este comportamiento. En el libro “La razón por la que salto” el autor del libro, Naoki Higashida, un chico de 13 años que padece de autismo lo explica muy bien. En un momento determinado el niño siente el impulso de caminar o correr y no lo puede controlar. Por esta razón hay casos de niños con autismo que se pierden. Si este es tu problema te recomiendo tomes todas las medida de seguridad que puedas. Alarmas en las puertas, cámaras de vigilancia o alguna aplicación de GPS con la cuál puedas ubicar a tu hijo en todo momento. Otra opción es obtener ayuda de una niñera o alguien de confianza que nos ayude a atender el niño para que este nunca se encuentre solo o en alguna situación de riesgo. Tengamos en cuenta que los niños con autismo no registran el miedo ni reconocen situaciones de peligro. Cuando mis niños eran pequeños nosotros optamos por pagar a alguien que nos ayudaba en casa. Esta solución puede fue costosa para nosotros pero fue la mejor decisión en ese momento. La seguridad de tu hijo y tu tranquilidad deben ser la prioridad en este caso, tomar todas las medidas que puedas se traducirá en un ambiente más calmo para toda la familia.

Hay muchas otros aspectos los cuales podemos seguir desarrollando en el caso que te hagas esta pregunta; “Cómo criar a un niño con autismo”. Está claro que no  las puedo cubrir en un sólo post, necesitaría escribir un libro entero. Pero te recomiendo busque en mis demás artículos. Pero desde ya puedes hacerme cualquier pregunta que con gusto la responderé.

Yo Amo a Alguien Con Autismo

This entry was posted in familia.

Qué te parece este artículo? Dime lo que piensas

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.