De vuelta a la Escuela ~ Lo esencial no está en la mochila

A mis hijos,
Mis amores les quiero decir lo orgullosa que estoy de ustedes, quieron que sepan que me encanta verlos crecer día a día. Me parece mentira que ya sea septiembre, si, ya sé, todos los años digo lo mismo -“el verano pasó volando!” Pero es que mamá quiere estar más tiempo con ustedes, aunque a veces me quejo que no tengo tiempo para mi, debo estar loca, no? Pero es así como me siento.
Durante el verano compré los útiles que decía  la lista, algunos me quedaron para conseguirlos a último momento. Pero mientras preparaba las mochilas pensaba. Es esto todo lo que necesitan? Esta en la mochila lo más importante?
Por eso les escribo, creo que lo esencial se los di en la casa, en cada vez que hicimos algo juntos, cada vez que jugamos juntos, cada vez que comimos en el patio, cada vez que estábamos en el auto escuchando nuestras canciones preferidas, cada paseo, cada vez que nos reíamos juntos, cada vez que bailábamos en la cocina. Pero también en cada momento que no les gusto mucho, como cuando tenían alguna responsabilidad, limpiar tu cuarto, sacar la basura, lavar los platos. También cuando los puse a reflexionar sobre algún comportamiento. También esos momentos son importantes.
Lo más importante no es el cuaderno negro marmolado de 100 hojas, ni la docena de lápices número 2, Lo más importante son ustedes, sus personalidades, las ganas de aprender, de compartir. Sus sentimientos, sus emociones.
Espero que todos los recuerdos del verano les ayude en el invierno, cuando se junta la tarea y las responsabilidades son muchas, cuando vienen los virus, la nieve y las semanas se hacen eternas. Cuando las pruebas parecen estrepitosas. Cuando la mochila pesa…
 Mamá sólo trata de que estén listos, de que desayunen a la mañana para que tengan algo
calentito en la pancita, para que puedan prestar atención a la maestra, seguir las instrucciones, levantar la mano y hacer preguntas. Si mamá los abraza muy fuerte es para que sepan cuanto los quiero para que tengan calor en en corazón, es aún más importante que el desayuno, porque les nutre el alma.
Quiero verles la sonrisa todos los días aunque no sean fáciles, aunque se presenten dificultades y retos. Porque de eso se trata la vida, no de que nos valla “bien”, tampoco que tengamos las mejores notas, pero si se trata de que pongamos nuestro mejor esfuerzo.
Los quiero
Mamá

PD: Suerte este año!!

2 comments

Qué te parece este artículo? Dime lo que piensas