Despidiendo otro año escolar

A esta altura del año ya no necesitamos tanto abrigo y las calles, donde vivimos están a pleno verde con los árboles llenos de hojas. EL sol calienta más y las flores empiezan a desplegar sus hermosos colores. Todos los días manejo por estas calles hermosas llevando mi hija de 6 años a la escuela y pienso que dichosa es mi familia por vivir en un lugar tan lindo.

Hace unas semanas atrás salimos a comer unas hamburguesas, a la orilla del estacionamiento vimos unos patos y sus crías. A los chicos les encanta, nos paramos a sacar fotos. Me vi reflejada en esos padres sacaron a sus hijos a caminar pero estaban muy atentos de  no perderlos, de que no de caigan, caminaban cuidadosamente esperando a sus hijos que venían por detrás con sus pasos enclenques. Yo pensé cuanto tenemos en común con esos patos. Las mismas preocupaciones…

Al final del año uno como mamá están de niños especiales, trato de hacer un balance, como estuvo este año? conseguí lo que mis hijos necesitan? están en el lugar adecuado? Después de todo este es mi trabajo, proveer a mis hijos con las mejores herramientas para su desarrollo tanto personal como académico.
La respuesta viene antes de buscarla mi hija de 14 años participa en el coro selecto de la escuela y nos llena de orgullo. Una niña que cuando tenía 4 años había perdido el habla debido al autismo hoy por hoy está cantando en el coro. Increíble! No solo eso, hasta presentó una canción en el micrófono. Mi esposo y yo nos quedamos atónitos. La presentación fue hermosa en general, es una de mis eventos favoritos, escuchar a los niños cantar, un deleite privilegiado.
Volviendo a la pregunta anterior, la respuesta es: si mi hija es feliz y esta en el entorno apropiado por ahora porque el año entrante va a estar en la secundaria, y vamos a ver que pasa, es una experiencia totalmente diferente.No es que no tenga fe, es más bien saber que esto de ser mamá es como una montaña rusa, un “roller coaster” que sube y baja todo el tiempo.
Por otro lado mi hija mayor se gradúa este año de hight school, y si, la nena ya creció hay que aceptarlo, digerirlo. preparandose para la ceremonia de graduación, buscando vestido para la fiesta. Volviendo a la pregunta, con respecto a ella, hice tanto como pude. No fue fácil pero estoy muy orgullosa de ella. Está ella lista para su futuro inmediato? bueno no lo sé y no necesito saberlo, como dice la canción “se hace camino al andar”.
Creo que mi reto mayor como madre ahora radica en mi hijo de 11 años, está feliz? No. Está aprendiendo? Si. Le di las herramientas que necesita? Ni. Un poco si un poco no,  lamentablemente no solo depende de mi, no todas las decisiones son mías, si no que también dependen de un equipo de educadores. y aunque las decisiones dependieran de mi, no tengo todas las respuestas, sólo tengo un mapa borroso, que a veces sirve a veces no. Creo que el mapa es una combinación de intuición, sentido común, e información. Me olvido de algo? Si toneladas de paciencia y amor. Les suena? less restrictive environment, bueno creo que la respuesta va por ahí. En otro post vamos a hablar de eso.
Es mas fácil con las mas chiquitas, como dice mi mamá hijos chicos problemas chicos…
Primeras flores en el jardín

Qué te parece este artículo? Dime lo que piensas