El Anhelo de Una Educación Universitaria para mis hijos

Esta post es parte de una campaña compensada por Collective Bias, Inc. y su anunciante. Todas las opiniones son mías #HSFstories # Cbias #CollectiveBiasEl sueño de Una Educación UniversitariaCómo madre todas tenemos expectativas y sueños para nuestros hijos, todos los días los empujamos hacia sus metas, que muchas veces son tan importantes para nosotras, como las propias. Qué digo? La mayoría de las veces las metas de nuestros hijos son MÁS importantes que las nuestras. Y yo lo sé porque no soy la excepción de la regla, yo sueño con ellos, mi meta y la de mi esposo es que todos nuestros cinco hijos tengan una educación Universitaria. Y por qué?

El anhelo de una educación Universitaria para mis hijos.

Como toda madre quiero lo mejor para mis hijos, lo mejor es que sean independientes, y cuando hablo de independencia no me refiero al tema económico, me refiero que cada uno desarrolle un pensamiento crítico y tengan la libertad intelectual de elegir sus metas, alcanzar sus sueños y desarrollarse como personas. Entonces qué tiene que ver esto con la Universidad? Durante los años de Universidad las personas se exponen a nuevos conocimientos, dónde pueden encontrarse a sí mismos, encontrar tantas cosas afines, como cosas no afines y aprender a discernir entre ellas. Conocer lo que desconocen, descubrir cuánto desconocen que no es poco. Saber lo que uno no quiere es tan importante como saber lo que queremos. Ir a la Universidad no es el sólo hecho de elegir una carrera y terminarla, es el principio de un abanico de posibilidades infinitas, que se abre para que cada estudiante elija su propio camino.

ValentinaCada cosa en mi vida parece pasar de repente, muy joven tuve mi primera hija, tan sólo cuando salí del secundario, me casé y en poco meses tuve una cirugía en mi corazón. Traté de ir a la Universidad pero no pude, eran demasiadas cosas en mi vida y decidí enfocarme en mi hija. Luego inmigré a este país con mi esposo y mi pequeña, tal vez no con el sueño americano en como meta, tanto como el de lograr que mi hija tuviera una educación Universitaria. Luego vinieron mis otros hijos, Valentina y Lucas, ambos con autismo, ni eso me hizo dejar el sueño de que lograran una educación universitaria. Con mi esposo pusimos todas nuestras energías para prepararlos a superarse en todos los sentidos, pero sobretodo en lo académico, porque como nosotros decimos, ‘les lavamos el cerebro todos los días” con la idea de que van a ir a la Universidad. La familia creció y ya son 5 los hijos que tenemos. Las cosas no fueron fáciles, pero no olvidamos nuestra meta. Haremos todo lo posible para que logren completar sus estudios superiores. Hoy por hoy Justina mi hija mayor asiste al college local. Valentina está cursando el onceavo grado, sólo le falta un año para salir de la escuela, se ha superado muchísimo y está buscando escuela de arte o diseño incluso este año estuvimos en una feria de Universidades en Nueva York, no podía creer mis ojos viendo a mi “chiquita” hablando con los consejeros de las Universidades más destacadas en arte. En qué momento pasó esto? Con mi esposo contemplábamos la escena, atónitos como ajena a nosotros. Mi chiquita la que fue diagnosticada con Autismo. Ahora sabe lo que quiere a dónde quiere llegar, qué orgullosa estoy de ella. Igual de orgullosa estoy de Justina que aunque no sabía exactamente qué iba a estudiar, tiene la posibilidad de exponerse en diferentes carreras, no importa cuanto tiempo tome, mientras tanto no para de enriquecerse de conocimientos y experiencias gracias a la exposición que tiene en la Universidad. Lucas, sólo tiene 14 años pero siempre hablamos de que linda vida va a tener una vez que termine su carrera en la Universidad. Él dice que quiere trabajar en una fábrica de chocolate, y yo le digo podés trabajar en una fábrica de chocolate pero si sos un ingeniero vas a estar mejor. -Ok, (me dijo) Qué tengo que hacer, para ser un ingeniero? Yo le digo -Ir a la Universidad! Es mi anhelo que todos mis hijos vallan a la Universidad

El aspecto económico de ir a la Universidad

Una de las cosas que desaniman a los estudiante y a sus familia de cumplir el sueño de la carrera universitaria es el alto costo de las Universidades y es ahí que hoy me quiero enfocar. Les mentiría si no compartiera con ustedes que mandamos a mi hija a la Universidad con muchísimo sacrificio. Cada clase es pagada con horas y horas de trabajo arduo. Les tengo buenas noticias, los padres que nos vemos en esta encrucijada, no estamos solos. Hoy les cuento orgullosa que existen instituciones como el Hispanic Scholarship Fund que por 40 años a aportado apoyo económico a estudiantes Universitarios hispanos. Y mejor aún si les cuento que Johnson y Johnson consumer Inc. se asoció con el Hispanic Scholarship Fund para brindarle becas universitarias a estudiantes hispanos que califiquen. Sólo tienen que aplicar en la página del Spanic Scholarship Fund. Y está abierta la inscripción hasta el 30 de Marzo del 2016, así que les recomiendo no dejen pasar esta oportunidad!

Todos mis hijos a la Universidad, ese es mi gran anhelo!

Todos mis hijos a la Universidad!

This entry was posted in familia.

7 comments

  1. Labrando un HOGAR -Andreina- says:

    Además que nunca es demasiado temprano, para comenzar a pensar en los estudios universitarios de nuestros hijos… Yo también he dejado a un lado muchas cosas para ayudar a mis hijos primero. ¡Espero de todo corazón que tus hijos logren tener un futuro próspero!

  2. Romina Tibyttr says:

    Al igual que tu también deseo que mis hijos vayan a la universidad! Me alegra mucho que existan programas de beca como este que facilitan el camino a muchos jóvenes latinos capaces pero sin recursos económicos. Gracias por compartir la información Laura, la difusión es muy importante!

Qué te parece este artículo? Dime lo que piensas