Organización con el sistema KonMary

Confesión: siempre lidié con el problema de la organización. Teniendo una madre que es la reina de la organización, de chica nunca tuve que aprender a ordenar nada. Porque mi madre tenía todo bajo control, con 5 hijos, un trabajo full time y mascotas mi mamá ordenaba todo con total naturalidad, casi como mágicamente. Hace muchos años atrás, unos cuantos, cuando éramos 5, compré el libro “How not to be a messie” (cómo no ser una desastrosa). Recuerdo que cuando le conté a una amiga, le hizo gracias, pensaba que era una broma.

Realmente creo que el tema del orden y la organización es algo que uno tiene natural o se aprende. Muchas madres no nos enseñan esta habilidad ya que dan por hecho que es algo que se desarrolla naturalmente en nosotros. En mi caso esto evidentemente no sucedió. Este libro me ayudó mucho en ese momento. Me ajusté a un sistema de orden y lo mantuve por un tiempo. Después nos cambiamos a una casa más grande, en donde vivimos ahora y las cosas fueron más fáciles. Pero la familia siguió creciendo y el problema de la organización resurgió poco a poco como un monstruo que resurge. La casa se va achicando con el correr del tiempo y la acumulación de cosas.organización KonMary

El sistema de Organización de KonMary

En la búsqueda de simplificar mi vida y organizar la casa de una vez por todas me encontré con el libro de KonMary: “The life-changing magic of tidying up” en español el libro está traducido como “La magia del orden” . Primero escuché el audio book, luego lo compré y en tres días lo terminé de leer. El  concepto que enseña es totalmente nuevo, efectivo y liberador. Durante estos últimos meses no he parado de limpiar mi casa del exceso de cosas que había en ella. Puedo decir que la organización se ha convertido para mi en algo alcanzable y no en un mito o don que sólo algunas personas poseían.

Acerca de KonMary

Mari Kondo es la autora del libro en el que comparte su método de organización de la casa o lugar de trabajo. Sú método (KonMari) está haciendo furor en todo el mundo ya que tiene un concepto único y consiste en evaluar cada objeto que tenemos en la casa. Para sólo conservar aquellos objetos que nos brindan felicidad. En este método la casa es ordenada por categoría y no por cuarto. Primero sacando lo que no queremos o no necesitamos, o sea el exceso. Luego decidir si realmente el objeto nos brinda felicidad. Este proceso se hace levantando cada elemento con nuestras propias manos y tratar de sentir lo que este elemento nos transmite. Sientes paz o alegría, entonces esta pertenencia tendrá lugar en tu casa, de lo contrario agradecemos por los servicios prestados y nos despedimos. Parece tedioso pero créeme el sistema es liberador. Cuántas cosas guardamos sin sentido y hasta porque nos sentimos obligados por alguna razón, como la culpa. KonMary asegura que cada uno de sus clientes desecha al menos 25 bolsas de objetos que no usa y/o no necesita. Casi todas las personas o familias tenemos más cosas de las que podemos cuidar o necesitamos. Esta acumulación de objetos nos hace ruido mental, nos quita energía, y nos hace menos productivos. Incluso cuando creemos que la clave del orden yace en el sistema de acomodar las cosas, estamos equivocados. Para qué tener cosas que no nos hacen felices? O que no nos son útiles? Ni hablar de las cosas rotas!!! La meta es simplificarnos la vida, vivir más sueltos. KonMary recomienda empezar a ordenar la casa en este orden:

  • Ropa
  • Libros
  • Micelanios
  • recueros, fotos, etc

La razón de este orden es que es muy complicado deshacerse de fotos o recuerdos. Es más fácil comenzar este proceso con la ropa y a medida que nos familiarizamos con el proceso ir hacia las demás categorías.

Personalmente este sistema me ha dado resultado aunque todavía no he terminado de organizar la casa del todo. Sin embargo en mi casa ya se respira una atmósfera mucho más liviana. He donado como 15 bolsas negras grandes y tirado a la basura como 12 o más en un transcurso de 3 semanas. La verdad el primer día estaba muy cansada y hasta me dolía la espalda. Entonces lo tomé con más calma. Ahora no sólo me siento mejor, sino que sé qué me voy a poner cada día y dónde está lo que necesito. Me ahorra mucho tiempo y espacio que la verdad me gusta ver vacío. Antes de este sistema me exprimía la cabeza creando nuevas formas de organizar mis cosas, cajas, estantes o perchas cuando en realidad la industria nos engaña. No es el sistema de organización lo que nos falla en casa, es la acumulación de cosas. Cuando tenemos más de lo que necesitamos o de lo que podemos cuidar el desorden llega. Ahora me sobra lugar en mis cajones y hasta puse libros en mi closet. Cerca de dónde los necesito a la noche cuando puedo leer en silencio.

Otro de los aspectos que este libro me reveló es la forma de doblar la ropa. KonMari explica que hay que doblar la ropa con la intención de que se pueda acomodar verticalmente en los cajones. NO les parece una idea innovadora? Realmente les recomiendo este libro. El sistema KonMari es efectivo si lo aplican paso por paso. Durante este proceso me encontré con objetos que realmente me importan y aclaré mi mente al mismo tiempo. Incluso me encontré con proyectos que tenía y los terminé como este puff tejido. También con un curso de francés que hice por la mitad, pude despedirme de objetos que ya me entregaron su significado y no necesitan estar en un rincón de mi casa. Si bien me limité a arreglar mis cosas y las zonas en común como la cocina y la sala, los baños el resto de la familia se ha contagiado del orden y mis hijas sacaron muchas cosas para donar y para descartar. Vivan más livianas y relajadas con la casa y la mente en orden. Besos!

 

 

Qué te parece este artículo? Dime lo que piensas