2 De Abril Día Internacional de Concientización del Autismo

Las estadísticas que revelan a cerca del Autismo son más que mounstruosas. El la cifra de personas que sufren de autismo ha crecido en forma sideral en las últimas décadas. Y lo sé porque mi hija con Autismo el mes que viene cumple 20 años.
Pero nosotros como padres qué hacemos al respecto?

No quiero que me tomen a mal, yo sé lo que los padres con niños con autismo somos personas que buscan soluciones a una problemática que vivimos a diario. La mayoría de nosotros los padres hacemos hasta lo imposible por el rehabilitación de nuestros hijos. Qué no hicimos para escuchar esa voz por primera vez? Qué no haríamos por lograr esa mirada? Y sé que muchos de ustedes saben a qué me refiero. Te acuerdas la primera vez que tu hijo te dijo “te amo”. Si es que tuviste la suerte de que esto sucediera.

Pero me quiero referir que en nuestras vidas cotidianas haciendo todo lo que podemos por nuestros hijos, durmiendo poco, aprendiendo lo más que podemos, muchas veces por ver el árbol nos olvidamos de ver el bosque.

Me refiero que el autismo es parte de una problemática más compleja que la salud de nuestros hijos. Nosotros y nuestros hijos estamos expuestos a un sinnúmero de tóxicos todos los días. Nuestros hijos son el producto de la contaminación del medio ambiente, las vacunas, la toxicidad de las comidas procesadas y sus envases. Los químicos que abundan en nuestras casas, ya sea en la casa en sí, pintura, muebles, retardadores de fuego, los productos de cuidado personal, etc.

Yo misma creía que el problema del autismo es biológico en el cerebro pero no es así es mucho más complicado que eso. Es el mal funcionamiento de los intestinos que hacen lo que pueden con la comida y la exposición a los tóxicos a los que exponemos a nuestros hijos sin saber. Me refiero a la comida que la sociedad nos impone, la mayor parte de los productos que vende el supermercado e incluso la farmacia.

Entonces qué hacemos al respecto?

Yo creo que si somos un gran número en esta comunidad lo tenemos que usar, ser parte de un gran número también nos da poder. Y lo tenemos que usar.

Como padres es nuestra misión abogar por las siguientes causas:

  • Abogar por la inclusión, pero una inclusión verdadera, que abarque desde acceso a la salud, educación e incluso salida laboral, para nuestros hijos. En este punto tenemos que ser nosotros quienes impartamos educación a la comunidad. Con la convicción de que en la inclusión todas las partes se benefician y que es necesaria para el desarrollo de toda la comunidad.
  • Educación de calidad. Apropiada para nuestros hijos, que proteja la inclusión así como también comprenda acceso a oficios y preparación para una educación terciaria.
  • Facilitar el acceso al diagnóstico y a las terapias que nuestros hijos necesiten, así como tratamientos clínicos que todos los niños necesiten. Revisar el protocolo de vacunas y los componentes de estas.
  • Ya es hora que la FDA (Food and Drug Administration) deje de trabajar para las corporaciones que manejan la industria de la comida, cosméticos y los laboratorios para comenzar a protegernos a nosotros los consumidores.
  • Acceso hacia una alimentación de calidad. Todos tendríamos que poder contar con jardines comunales. Necesitamos la fomentación de la agricultura responsable y orgánica. Con regulaciones que protejan la calidad de nuestros alimentos y no los intereses de la industria. En un mundo ideal no necesitaríamos comprar alimentos orgánicos, podríamos acceder a alimentos sin preocuparnos por la toxicidad que estos generan en nuestros cuerpos. Entonces por qué los gobiernos no promueven la alimentación sana en vez de seguir subsidiando productos como el azúcar y el corn sirup por ejemplo?
  • Necesitamos abogar por el medio ambiente, exigiendo a los gobernantes la limpieza y protección de nuestros recursos naturales. Descontaminar ríos, mares y tierras en las que las industrias tiran sus residuos sin control. Contaminan las tierras con total impunidad.

Estuve reflexionando en esto porque me niego a ser parte de una comunidad que se victimiza, en cambio quiero usar esta energía para luchar por las futuras generaciones y por el presente de muchos otros niños que como los míos no tuvieron voz. Nosotros los padres fuimos cegados ante las pocas alternativas de ver a nuestros hijos desarrollarse con las mismas oportunidades que las personas típicas. Como si no tuviéramos más remedio que la resignación. Pero cuando investigo y compruebo que mis hijos mejoran cuando cambiamos su alimentación y su nivel de vida me encuentro desvelando una gran mentira. Podemos hacer mucho más por nuestros hijos que lamentarnos o aceptar la situación así como es. Me niego a aceptar esto y te imploro que tú tampoco lo hagas. La convicción de que nuestros hijos pueden y deben mejorar es fundamental para desencadenar una rehabilitación y un desarrollo. Pero es innegable que como padres tenemos la gran responsabilidad de abrir el camino de nuestros hijos en post de un futuro más comprensivo, saludable

This entry was posted in familia.

Qué te parece este artículo? Dime lo que piensas

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.