Kombucha

Si hablamos de curar el intestino y repoblar la flora intestinal con bacterias buenas, tenemos que hablar del Kombucha. Sus beneficios son excelentes, por eso es llamado “la bebida de la inmortalidad”. En casa la bebemos a diario. Preparo Kombucha con tes de diferentes sabores, el té verde, el inglés clásico pero también me gustan los tes de flores o frutas. Es bueno saber también que puedes saborizar el kombucha con jugo de frutas, cáscara de limón, canela o gengibre. En otras palabras puedes lograr el kombucha que más te guste y no cansarte nunca de sus variedades, mientras mantengas saludable el scoby no tendrás problemas de hacer tus propias variaciones. A disfrutar. Salud!

Pero qué es el Kombucha?

El Kombucha es una bebida asiática fermentada. El fermento de esta bebida es producida por un hongo que se llama “SCOBY” comunmente. Este “scoby” es la “madre” de la bebida y según el té que uses para alimentarlo y el envase este puede tomar diferentes formas y apariencias pero esto no afecta la bebida.

Pero hablemos un poco de las propiedades del Kombucha.

  • El kombucha nos ayuda a mejorar los niveles de microbioma intestinal
  • Favorece la digestión
  • Nos aporta vitaminas tales como las del complejo “B”
  • Es una bebida antioxidante
  • Nos ayuda a mejorar las bacterias buenas de la piel.
  • Fortalece el sistema inmunológico
Cómo hacer el Kombucha en casa

Cómo conseguir el Scoby?

Puedes comprar el scoby online así como también lo puedes reproducir desde una botella de kombucha comprado. Eso fue lo que yo hice, mi esposo ama el kombucha comprado sobretodo en verano. Una vez compró una botella y se la olvidó en casa, cuando fui a lavarala me di cuenta que el scoby se había formado. Así que preparé té con azúcar y lo “crié”, así pude lograr mi propio scoby y desde allí hacer mucho kombucha para nosotros. Hemos adoptado esta bebida para todo el año, la usamos para la cena aunque lo ideal es usarlo en la mañana cuando tenemos el intestino listo para recibir bacterias nuevas.

Kombucha

  • Servings: 12
  • Difficulty: easy
  • Print

Ingredientes:

  • 2 litros de agua filtrada
  • 3/4 taza de azúcar negra
  • Te verde 4 cucharadas
  • Un scoby
  • 1 taza de kombucha
  • Envase de vidrio y cuchara de madera o plástico.

Procedimiento

Pueden prepara el té con calentando el agua y dejándo reposar hasta enfriar. A mi me gusta macerar el té en el agua a temperatura ambiente por lo menos 12 horas para no perder las propiedades del té verde. Siempre usen un envase esterilizado, para prevenir la formación de hongos y bacterias dañinos para nuestro kombucha. Endulzar el té e incorporar el scoby y el kombucha que tengan. Tapar con un paño o papel para que pase el aire pero que esté protegido de moscas o cosas del ambiente. El scoby trabaja en un periodo de 5 a 10 días dependiendo de la temperatura en la que esté. En el verano puede ser más rápido mientras en invierno la fermentación tome más tiempo. Tu kombucha estará listo cuando pruebes la bebida y encuentres en esta un efervescente y un ligero sabor agrio, como sidra. No dejes que se pase la fermentación porque se convertirá en un vinagre y si bien no es malo pierde las propiedades. Cuela el líquido usando un colador de plástico y guárdalo en el refrigerador. Con el scoby puedes preparar la siguiente tanda de Kombucha. Recuerda que puedes hacer tus propias variaciones, como agregar al kombucha cáscara de limón o naranja o canela. Usa tu imaginación y creatividad para llegar a tu sabor favorito.

Fuentes

Libro Brain Maker, David Perlmutter, md.

7 comments

    • Laura Rodriguez says:

      Leticia, es bueno tu comentario, me gusta. Expertos no creo, no somos expertos en azúcar, sabemos que es mala y se la damos a los niños. Pero volviendo a los fermentos el FDA dice que so bien hay que tener los cuidados correspondientes con los fermentos, no se han reportado intoxicaciones ni muertes por esta causa. Saludos!

Qué te parece este artículo? Dime lo que piensas

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.